Aceite de Argán

El aceite de argán se obtiene a partir de los frutos recolectados en el árbol de argán (Argania Spinosa) este árbol crece entre la zona de Tiznit y Essaouira en Marruecos. 

Los frutos tienen forma aceitunada y germinan en época estival. Dentro de la almendra se encuentra sus semillas de las cuales se extrae el aceite de argán.

 

El aceite de argán puro, de uso cosmético y prensado en frío es extraído en crudo y mantiene todas sus propiedades. Sin embargo el aceite de uso culinario se extrae con la almendra del fruto tostada.

La extracción artesanal del aceite se realiza por las mujeres en las cooperativas mediante cuatro fases:

Maduración del fruto, Obtención de la almendra, Triturado de la almendra, Preparación de la masa y finalmente la Extracción del aceite.


 

 

Maduración de los frutos (época estival): Tras la recolección el fruto es llevado a las cooperativas para su posterior preparación (pelado y limpiado).

Obtención de las almendras: Se rompe la cascara a mano mediante piedras con mucho cuidado para obtener la almendra sin dañar.

Triturado de las almendras: Se muele el fruto en un molino artesanal de piedra, de la cual se obtiene una pasta de color marrón.

Preparación de la masa y extracción del aceite: Se amasa a mano la pasta con ayuda de agua tibia,y se presiona a posteriori la masa para obtener el aceite. El aceite tiene una aspecto dorado y una textura untuosa, pero su aplicación sobre la piel no deja una sensación pegajosa y se absorbe fácilmente.

Propiedades del aceite de argan

Aceite de Argán Bio de Moroccan Biocosmetic.
Aceite de Argán Bio de Moroccan Biocosmetic.

 

El aceite de argán es un principio activo muy versátil, ya que se puede aplicar tanto en rostro, como cuerpo y cabello. Entre las muchas propiedades  que presenta, cabe destacar las siguientes:

 

Hidratación. Los ácidos grasos insaturados son responsables de conservar la estructura celular. El argán es rico en estos ácidos grasos, lo cual nos permitirá mantener una hidratación optima.

Nutrición. El argán presenta elevados niveles de vitaminas antioxidantes como la vitaminas C y E,que cuidan las diferentes capas de la dermis, y como son antioxidantes neutralizan los radicales libres y evitan su formación.

Antiedad-regenerador.  La acción antioxidante de las vitaminas que presenta el argán lo convierten en un remedio eficaz contra las arrugas, ayudando a conservar la piel suave y tersa.

 

Por todo esto y más el uso de este aceite es altamente recomendado para multitud de afecciones: tratamiento de acné leve, psoriasis, grietas, manchas.

Otros de los beneficios observados es su acción preventiva contra la estrías, así como la reducción tras su aplicación diaria, efecto cicatrizante contra quemaduras superficiales de la piel o fortalecimiento de uñas débiles y quebradizas. 

 

Y en el cabello aporta brillo, hidratación y fortaleza, su uso se recomienda sobretodo en cabello seco y encrespado.